Energía eólica de pequeña potencia

Una tecnología que busca emanciparse de la gran eólica para consolidarse en el mercado de la generación energética urbana.
CONSTRUIBLE.es – 04/05/2010

Por Violeta Paniello, Ingeniera Técnica Industrial, especialista en Energías Renovables.

La división de Conferencias y Formación de Unidad Editorial está realizando importantes acciones para promover la información y el encuentro intersectorial entre las empresas y administraciones vinculadas a los diferentes sectores energéticos y por ello, el pasado 10 de marzo organizó, en Madrid, un encuentro muy interesante sobre energía eólica de pequeña potencia, un sector que intenta despegar en España, pese a la falta de legislación específica y el alto coste de esta tecnología.

La minieólica es la energía producida por pequeños aerogeneradores que se conectan a las redes de baja tensión, con capacidad de producir un máximo de 100 kilovatios eléctricos, lo que la convierte en una fuente de producción energética renovable especialmente indicada para entornos urbanos, donde existe un gran número de superficies (cubiertas y tejados) susceptibles de albergar estos aparatos.

Sin embargo, el potencial, la capacidad y ventajas de la minieólica sigue siendo una incógnita en aplicaciones urbanas, al menos en España, donde su principal utilidad se entiende para el autoconsumo en viviendas aisladas a las que no llega la red eléctrica y donde no existe ni un marco regulatorio específico y diferenciado de la gran eólica, ni un sistema de regulación retributivo específico para esta tecnología a pequeña escala.

La minieólica en el Mundo

Otros países ya han desarrollado los mecanismos necesarios para potenciar la implantación de la minieólica, como es el caso de EE.UU., donde en 2008, la pequeña eólica generó 80 MW y donde se prevé alcanzar 1.700 MW para 2013. En el mismo continente, Canadá tiene objetivos fijados en más de 60MW de potencia minieólica en los próximos años.

Ya en Europa, Reino Unido es el país más avanzado en la implantación de esta tecnología tras establecer, en 2004, la Microgeneration Strategy, una iniciativa que marca como objetivo que entre el 30% y el 40% de la demanda eléctrica del país, en 2050, sea abastecida a través de tecnologías de microgeneración, como la minieólica, la fotovoltaica y la minihidráulica.

Francia e Italia avanzan, igualmente, en el establecimiento de un marco regulatorio que dinamice el mercado y Portugal ha dado un paso decisivo en el fomento de la energía minieólica a través del Decreto-Ley 363/2007 de 2 de noviembre, que contempla suculentas primas a los productores de electricidad por medios minieólicos y que a diferencia de la legislación española, distingue claramente la minieólica de la eólica tradicional, asignando primas a las primeras verdaderamente útiles.

La minieólica en España

La minieólica no se desarrolla en España porque es cara (el precio de una instalación eólica de pequeña potencia es entre 4 y 7 veces mayor que una gran eólica por el coste del producto) y no se abarata porque no hay demanda.

Sigue leyendo

Anuncios