El recorte retroactivo de primas hunde a las solares

Publicado el 06-05-2010 , por M. Á. Patiño

Juan Laso, responsable de la Asociación Empresarial Fotovoltaica, se ha cargado de datos y argumentos para acudir hoy a la reunión con el Ministerio de Industria, en la que el Gobierno intentará explicar qué tipo de recorte pretende hacer con las primas que reciben las instalaciones de energía renovables.

La incertidumbre ya ha causado estragos y Laso pide, como mínimo, que la situación se aclare pronto. “Ya hay un daño hecho”, explica en una entrevista con EXPANSIÓN, al recordar cómo las empresas en bolsa relacionadas con las renovables han sufrido en las últimas semanas un severo castigo, reflejo de la incertidumbre sobre las primas. Otras, como T-Solar, de la que Laso es consejero delegado, están sufriendo demoras en su salida al parqué.

“Sería un fraude de ley que situaría bajo mínimos la credibilidad de España”

La incertidumbre, dice el directivo, “ha afectado a muchísimas operaciones”. Pero no sólo en bolsa. También en la financiación bancaria de algunos proyectos. La incertidumbre no está únicamente en el hecho de que se puedan recortar las primas, sino que éstas se pueden ajustar de forma retroactiva, en el sentido de reducir las subvenciones a proyectos ya funcionando. La retroactividad sería nefasta para el sector, afirma Laso.

“Si hay retroactividad, nadie pone un duro aquí y este sector se hunde”, afirma contundente. “Los contratos no se pueden cambiar”, añade, recordando que quien invirtió en su día en un proyecto lo hizo con una perspectiva temporal de 25 años.

Futuro
“Un sector como el fotovoltaico, con 23.000 millones de euros invertidos, cerca de cien mil puestos de trabajo y más de 50.000 instalaciones, no es precisamente un sector débil, sino estratégico y esencial para el futuro del sistema energético español”, comenta.

Ahora bien, “si llegara a aplicarse un fraude de ley como la retroactividad contra el sector fotovoltaico, situaría bajo mínimos la credibilidad del Reino de España entre los inversores nacionales y extranjeros, podría colapsar la llegada de capitales foráneos a nuestro país en un momento económico especialmente difícil y dañaría, quizá de forma irreversible, la imagen de nuestra política económica ante los mercados internacionales”, añade.

“Se dañaría, de forma irreversible, la imagen de nuestra política económica en el mercado”

“La gravedad de una medida semejante trasciende el sector fotovoltaico, ya que la inseguridad jurídica hará que, en adelante, ningún inversor se plantee invertir ni en renovables ni en ningún otro sector español regulado”, explica.

En el sector de renovables en general, y en el fotovoltaico en particular, están dispuestos a plantear fórmulas de ajuste de las primas (siempre sin retroactividad) a modo de autodisciplina. De ahí que se haya planteado a Industria la posibilidad de que se introduzcan fórmulas como las subastas. Distintos proyectos pujarían por obtener licencias y, en ese concurso, uno de los factores a tener en cuenta podría ser quién ofrece cobrar menos primas.

Reducción del 30%
Sigue leyendo

Anuncios